ENSEÑANZA DIRECTA & APRENDIZAJE BASADO EN PROYECTOS

Para comenzar me gustaría definir el término “enseñanza directa” como el término que se emplea para referirse a un patrón didáctico que consiste en explicar un nuevo concepto o habilidad a un grupo numeroso de estudiantes, sometiendo a prueba su comprensión por medio de la práctica dirigida por el docente (esto es, la práctica controlada) y estimulándolos a continuar esa práctica bajo la guía del docente (práctica guiada)(Rosenshine, 1995).

Y definiendo “Aprendizaje basado en proyectos” es un método docente basado en el estudiante como protagonista de su propio aprendizaje. En este método, el aprendizaje de conocimientos tiene la misma importancia que la adquisición de habilidades y actitudes. Es importante comprender que es una metodología y no una estrategia instruccional. (Wikipedia)

Por tanto podemos decir que la enseñanza directa es la más habitual en nuestras aulas desde hace muchos años, en una enseñanza en la que el profesor se siente seguro porque domina completamente la situación, él es el dueño y señor de todo lo que ocurra en el aula, y él marca el ritmo de la tanto la enseñanza como el aprendizaje.

Sin embargo en el aprendizaje basado en proyectos es el alumno el que marca el ritmo y el devenir de los aprendizajes, y el profesor es un “tutorizador” del proceso e interviene más como asesor que como instructor.

En el ABP el profesor siempre está activo ante pequeños desafíos que pueden surgir del discurrir del proyecto, mientras que en la enseñanza directa el profesor al tener desarrollado el contenido de sus clases, se limita a repetir año tras año el mismo guión, siempre y cuando sea el mismo nivel, por lo que podemos decir, que en la instrucción directos el profesor puede caer en una relajación y acomodación, que no tiene cabida en el aprendizaje basado en proyectos, ya que el profesor tiene que ser dinámico y generador de iniciativas y motivaciones adicionales.

Por otra parte el alumnado en la enseñanza directa no deja de ser un sujeto pasivo, todo lo contrario que en el ABP donde el alumno es un sujeto activo por excelencia. Por tanto mucho más motivador y beneficioso para nuestros alumnos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s